para acabar con la lucha de clases

25/04/2009 § 1 comentário

foto: raoni maddalena

El electorado ecuatoriano conoce muy bien a Álvaro Noboa. Quizás porque ésta sea la cuarta vez que se postula a la presidencia. En 1998 perdió para Jamil Mahuad, que fue derrumbado tras dolarizar la economía del país. En 2002, su derrota vino con el éxito de Lucio Gutiérrez, que también cayó a los dos años de gobierno. Su último intento fracasó ante el carisma de Rafael Correa, en 2006. En todas las oportunidades, sin embargo, llegó a la segunda vuelta.

Pero es la economía es su área de destaque. Álvaro Noboa es uno de los hombres más ricos del Ecuador. Pasó parte de su juventud en un internado en Europa, estudió abogacía y heredó el timón del imperio empresarial que su papá -el viejo Luís Noboa- construyó de la nada a partir de la exportación del banano. Su fortuna personal es calculada en aproximadamente mil millones de dólares.

Muchos creen que “Alvarito” tiene la vida ganada desde que nació y que, por tanto, no necesita la presidencia. El millonario, empero, dice que no descansará mientras no acabe con la pobreza de la nación. Poco antes de subirse en su avioneta privada rumbo a Guayaquil, en donde vive, el líder del Partido de Renovación Institucional Acción Nacional (Prian) me explicó cómo pretende transformar el Ecuador en un país de primer mundo.

>> publicado en terra magazine

¿Por qué tantas candidaturas a la presidencia?

Abraham Lincoln, Salvador Allende, Lula y Rodrigo Borja -que fue una vez presidente del Ecuador- intentaron muchas veces antes de conseguir una victoria. ¿Por qué Álvaro Noboa se postula nuevamente? Porque el Ecuador sigue siendo pobre y porque aquellos que me robaron la presidencia en 1998 y luego Lucio y luego Correa no han podido cambiar el Ecuador. Mientras el problema no se resuelva, continuaré intentando hasta cumplir la misión de mi vida, que es erradicar la pobreza y convertir el Ecuador en un país de clase media en donde haya salud y educación. Quiero que toda la gente viva como vive la clase media en Argentina, en Chile y como el 50 por ciento del Brasil hoy día. Brasil era un país pobre, muy similar al Ecuador. Ahora el 50 por ciento de los brasileños tiene casa, automóvil, educación y salud. Mientras no logremos este nivel, yo seguiré corriendo para presidente.

¿Cuáles son sus principales críticas al gobierno Correa?

Todas. Ha sido un gobierno demagogo. Actualmente el Ecuador está por la demagogia. En los últimos diez años hemos pasado por Fabián Alarcón, Jamil Mahuad, Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio y Rafael Correa, ocho mandatarios que no han podido resolver absolutamente nada. Todos entran muy demagógicamente, prometiendo “el bolo y el moro” -o sea, dinero y alimentación- y sin embargo no lo resuelven y al poco tiempo caen en popularidad. Y caen del gobierno. Aquí ha habido muchas caídas del poder, pero ahora no va a ser necesario que caiga Correa porque democráticamente va a ser derrotado en las próximas elecciones. En la primera vuelta yo soy -de acuerdo con mis números- el más opcionado. Van a entrar primero yo, segundo Correa, lejos, tercero Lucio y cuarto Martha Roldós, lejos también. Hoy en el país hay más anticorreísmo que correísmo. Entonces cualquiera que entre con Correa en la segunda vuelta será presidente por la cantidad de anticorreísmo que hay.

¿Qué propone en las relaciones con los Estados Unidos?

Quiero fortalecer relaciones con todos los países, sobre todo con los países con los que tenemos buena relación comercial, como Estados Unidos, Europa Occidental, Japón y China.

¿Cómo ve las relaciones con Colombia?

Estuvo muy mal de parte de Colombia entrar en Ecuador sin permiso para atacar a los terroristas. Estoy de acuerdo con que se debe atacar a los terroristas, pero en el futuro pienso reanudar las relaciones con Colombia condicionadas a que todo trabajo contra el terrorismo en territorio soberano ecuatoriano se haga a partir de un acuerdo entre el gobierno de ambos países.

¿Con Hugo Chávez, de Venezuela?

Mantendré relaciones políticas y comerciales, aunque, lamentablemente, no tenemos mucho comercio entre Venezuela y Ecuador. En lo político, le exigiré a Chávez que nunca más se vuelva a meter en la política externa del Ecuador, porque él hace las veces de padrino de Correa, de Evo Morales y Daniel Ortega, y eso me parece un imperialismo inaceptable.

¿Qué piensa del problema que hubo con Odebrecht y la deuda al BNDES de Brasil?

Resolveré con el presidente Lula todo impasse que haya porque creo mucho en el Brasil. Es el país más desarrollado y la potencia económica de Latinoamérica, y es muy importante algún día unir a toda Latinoamérica desde México… Yo quisiera verdaderamente unir a toda América, desde Canadá hasta Brasil, en uno solo país.

¿Cuál es el presidente latinoamericano que mejor le cae?

Conozco a varios, pero la presidenta Michelle Bachelet me dio muy buena impresión. Ella es socialista y yo soy liberal, pero me parece una mujer seria y que además ha impulsado el libre comercio a pesar de sus ideas socialistas.

Su proyecto para Ecuador, ¿cuál es?

En líneas generales es convertir el Ecuador de un país de tercer mundo en un país de primer mundo.

¿Cómo?

Desarrollando la educación y desarrollando la empresa. Lo que propongo para transformar al Ecuador es desarrollar dos cosas simultáneamente: la educación y las empresas. A las empresas, darles toda la libertad, la protección necesaria, acabar con la lucha de clases, bajar los impuestos a la renta para que vengan a invertir en Ecuador, que vengan de Brasil, Argentina, Europa, Estados Unidos, desde donde sea. Al mismo tiempo en que las empresas van llegando a Ecuador, prepararé un plan educativo masivo y popular para darle primero un diploma de profesión media a los ecuatorianos y, luego, un diploma universitario. El Ecuador tiene muchos recursos naturales. Tiene gas, que nunca ha sido explotado, tiene cobre, oro y tiene petróleo -muy mal administrado-. Además tenemos una gran capacidad turística, tenemos las Islas Galápagos, la Amazonía para hacer ecoturismo, los Andes, la Costa tropical. Tenemos todo a nuestro favor. Entonces es muy importante crear y desarrollar fuentes de trabajo aquí en Ecuador explotando nuestros recursos naturales.

¿Usted es de derecha, de centro o de izquierda?

Soy de derecha para generar empleo. Para producción y empleo, de derechas. Y de izquierda para la justicia social, porque en la historia de la humanidad siempre los mejores programas sociales los ha traído la izquierda, y los mejores programas de producción los ha traído la derecha. En lo que es ideología política y productiva, soy una persona liberal. En lo que es servicio social, soy de izquierda. Yo quisiera gobernar con los dos: tener los mejores hombres de derechas para que ayuden a la producción nacional y los mejores hombres de izquierda para lo que es educación, salud, seguridad social, eso en lo que la izquierda es verdaderamente muy buena.

¿Qué piensa de la nueva Constitución?

Primero que no fue la que los asambleístas discutieron, fue cambiada de una manera mágica en los últimos momentos y no es la que fue discutida originalmente en la Asamblea. Segundo, es una Constitución hecha para la extrema izquierda, y este país no es sólo de extrema izquierda, aquí hay gente de centro, de derechas y de izquierdas, y esa es uno de los fallos más graves de Rafael Correa: no sabe gobernar sino sólo con los suyos y para los suyos, que son la gente de extrema izquierda. Toda gente de centro o de derechas, que no piensan como él, están ahora resistiéndolo de una manera terrible, muchos de ellos odiándolo, muchos de ellos manifestándose en contra, y eso trae convulsión nacional.

En el caso que gane Correa, ¿cómo va a ser la actuación del Prian en la Asamblea?

Tendremos que seguir luchando. Si gana Correa, continuará la pobreza en el Ecuador. No me queda más, hasta morir, que seguir luchando para que se acabe la pobreza y mostrarle al impueblo del Ecuador los errores que va cometiendo el gobierno, solidarizarme con el pueblo, con la miseria, porque si gana Correa, de pobreza entrará en miseria el Ecuador, y estaremos al borde del abismo.

¿Cuál sería su primera medida como presidente, si gana?

Llamar a un plebiscito para corregir ciertas partes básicas de la Constitución que nos permitan desarrollar la inversión en Ecuador. La propiedad privada en Ecuador en este momento está condicionada a un servicio social. Entonces, nadie quiere poner una fábrica, un campo, un hotel aquí, porque si el gobierno de turno decide a dedo que no da servicio social, le quitarán la fábrica, el hotel y todo. (c)

Anúncios

§ Uma Resposta para para acabar con la lucha de clases

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

O que é isso?

Você está lendo no momento para acabar con la lucha de clases no Latitude Sul.

Meta

%d blogueiros gostam disto: