democracia es integración, e integración es democracia

21/05/2009 § Deixe um comentário

Mariano Fernández se posesionó como canciller de Chile en marzo pasado. A partir de entonces empezó una gira por los países suramericanos para presentarse y reforzar las apuestas de su país en los procesos de integración regional.

>> publicado en terra magazine

En Quito hizo una visita relámpago el martes pasado. El objetivo fundamental era coordinar el traspaso de la presidencia pro tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de manos chilenas a ecuatorianas, que se formalizará en julio próximo, durante la reunión de ese bloque de integración regional.

El ejemplo europeo

En la tarde el canciller chileno acudió a la Facultad Latino Americana de Ciencias Sociales (Flacso) para una conferencia sobre integración regional. Allí criticó la demora de los países en empezar el proceso de acercamiento en América del Sur. Para Fernández, ésta es una de las maneras más efectivas para generar desarrollo y combatir la pobreza.

“Al final de la Segunda Guerra Mundial, Europa estaba en ruinas. Tenía países sumergidos en la más completa pobreza. Cuando se integraron Portugal, Grecia y España, la realidad de los países miembros de la Unión Europea no tenía nada que ver con los nuevos integrantes”, compara el canciller chileno.

“Hoy España es una potencia internacional, uno de los principales inversionistas del mundo. No hay ninguna duda que la integración europea fue factor decisivo para el desarrollo, de tal manera que el proceso de integración no es capaz de producir milagros, pero si grandes avances en países que por si mismos jamás lo lograrían”.

Democracia es integración

Para ello, Fernández señala aquello que ve como principal factor que posibilita la integración en Suramérica: la democracia. “Me parece que tuvimos durante muchos años países liderados por caudillos, que tuvieron como norte no mirar al conjunto de América Latina”.

Como ejemplo de ello, cita los conflictos internacionales que tuvieron lugar en el continente hasta finales del siglo XX -como la Guerra del Cóndor, que en 1995 lanzó a Ecuador a un conflicto territorial con Perú-.

“Esto ha ido cambiando en el periodo reciente, en especial después del fin de la dictadura de la seguridad nacional, cuyo legado de injusticia, violencia, crimen, exilio, pobreza y miseria ha dado paso a un continente donde casi todos los gobernantes son elegidos democráticamente y donde la democracia está, en muchos casos, desarrollándose de manera muy satisfactoria”, agrega.

Tras la conferencia, Mariano Fernández habló sobre las históricamente tensas relaciones bilaterales entre Chile y Bolivia, los retos de Ecuador en la presidencia de la Unasur y la importancia de una actuación conjunta de los países latinoamericanos y caribeños contra la crisis internacional.

¿Cómo van las negociaciones para una salida al mar a Bolivia?

Tenemos con Bolivia un diálogo organizado a nivel de subsecretarios y vice ministros que se llama Los Trece Puntos, donde estamos avanzando, al parecer bastante bien en varios de ellos. Si leo la prensa de hoy veo que hubo un acuerdo sobre el aprovechamiento del río Silala, que es un curso de agua internacional entre Chile y Bolivia, y eso es una indicación de que con el gobierno del presidente Evo Morales estamos marchando. Usted me pregunta sobre la salida del mar y yo le puedo decir que en este momento el esfuerzo de Bolivia y de Chile -bastante compartido- es que logremos acuerdos generales que sean satisfactorios para las dos partes. Estamos trabajando con bastante armonía y esperamos seguir avanzando. Yo no puedo pronosticar desde aquí qué resultados tendremos en los próximos tiempos, pero que si le digo que los pasos son significativos porque el tema del Silala ha sido muy complejo. Seguimos avanzando y hemos encontrado que la contraparte del presidente Morales y la presidenta Bachelet se está entendiendo muy bien, y los equipos de los subsecretarios mejor todavía.

¿Cuáles los principales retos a que se enfrentará Ecuador en la presidencia de la Unasur?

Lo que veo es una disposición muy positiva del Ecuador, lo veo con unas ideas y programas muy interesantes -los cuales hemos compartido con el canciller Fánder Falconí- y creo que el gran desafío, que tuvo Chile y que tendrá Ecuador, es liderar este grupo de países en una acción eficaz y coordinada frente a problemas que surgen y también en el avance del proceso de integración. Ya tenemos un Consejo de Defensa, pero hay que trabajar en él. Tenemos un Consejo de Salud, en el que igualmente hay que trabajar. Tenemos también el observatorio social. A eso habrá que agregar otras, y eso va a ser un reto para la presidencia ecuatoriana.

¿Cuáles los objetivos más concretos?

Es muy concreto trabajar el Consejo de Defensa, para citarle un ejemplo. Yo no quiero adelantarme al programa porque es el Ecuador que tiene que anunciarlo, pero en los temas universitarios, en el arbitraje internacional, hay varias cosas muy concretas.

¿Usted cree que en el futuro la Unasur puede suplantar la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercosur?

No, por ahora no. Pero, separemos: la Unasur es principalmente acción política y concertación política. El Mercosur tiene en el comercio su eje fundamental, la CAN igual. Lo que sucede es que la Unasur le puede dar complementariedad a estas organizaciones y ayudar un poco en un proceso de integración más ambicioso que lo incluya todo.

¿Cómo la Unasur puede ayudar a combatir la crisis económica?

Teniendo una voz unida en los foros internacionales. Por ejemplo, estuvimos todos de acuerdo al exigir una recapacitación del Banco Interamericano de Desarrollo para que tenga recursos a proveer a los gobiernos, para que nuestros gobiernos tengan liquidez y puedan cumplir con las obligaciones que están surgiendo junto con las crecientes tasas de desocupación, el apoyo a las pequeñas empresas etc. Estamos trabajando muy unidos, muy bien.

¿Usted cree que las negociaciones de tratados de libre comercio de Ecuador, Colombia y Perú con la Unión Europea pueden dificultar la integración regional?

Chile también tiene un convenio de asociación con la UE. Y estos tratados no dificultan la integración. Por el contrario, contribuyen con ella. Por supuesto. –tadeu breda (cc)

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

O que é isso?

Você está lendo no momento democracia es integración, e integración es democracia no Latitude Sul.

Meta

%d blogueiros gostam disto: